Elizabeth la hija de Enrique VIII y Ana Bolena que reino 44 años en Inglaterra en "la edad dorada". Breve resumen de la vida de una reina virgen. Hoy 24 de marzo de 1603 fallece Elizabeth

Nació el 7 de septiembre de 1533 y murió el 24 de marzo de 1603.

Detalles del evento

Cuándo

24/03/2015
de 09:05 a 09:05

Agregar evento al calendario

Elizabeth fue la tercera de los hijos de Enrique VIII que reinó en Inglaterra. Por edad era la segunda pero su hermano más joven Edward fue el primero en reinar al ser varón. Edward falleció con solo 15 años de edad. Tras Edward reinó Mary, hija del primer matrimonio.

Elizabeth era hija del segundo matrimonio de Enrique VIII con la famosa Ana Bolena.

Elizabeth, a diferencia de Mary, se había educado en la religión protestante, la de su madre, y era una convencida protestante que rechazaba el catolicismo.

Mary consideraba a Elizabeth una enemiga potencial. Tras matar a su sobrina, Lady Jane, sus relaciones con Elizabeth eran conflictivas. En el último periodo de su reinado la encerró en la Torre de Londres e inició un proceso contra ella que podría haber desembocado en su ejecución.

Elizabeth tuvo la suerte de que Mary murió a los cuatros años de su reinado. De esta forma pasó de prisionera en la Torre de Londres a reina de Inglaterra. Cuando subió al trono tenía 26 años de edad. Su reinado se considera la edad de oro de Inglaterra y es la reina inglesa más famosa. Gobernó durante 44 años, por lo que es con mucha diferencia la más longeva de las hijas de Enrique VIII ya que falleció con 70 años. Edward había muerto con 15 y Mary con 42.

El reinado de Elizabeth fue muy tranquilo y próspero. Su vida también fue tranquila. Su padre se había casado seis veces pero ella no se casó nunca y solo tuvo una relación afectiva que no terminó en matrimonio.

Todos sus consejeros le insistían en la necesidad de casarse para tener un hijo que heredara el trono. Elizabeth lo rechazó y siguió siempre soltera para reinar sola en Inglaterra sin ningún consorte. Tuvo muchos pretendientes. El más famoso fue el rey español, Felipe II, que había estado casado con su hermana Mary. A Felipe no le gustaba Mary y desde el principio sintió atracción por Elizabeth pero ella lo rechazó y no aceptó su propuesta matrimonial tras morir su hermana Mary.
Felipe II no se tomó bien el rechazo y lo curioso es que años después ambos monarcas acabaron entrando en guerra. Fue el famoso episodio de la Armada Invencible enviada por Felipe II para conquistar Inglaterra.

Elizabeth tuvo la enorme habilidad de rodearse de consejeros inteligentes, discretos y nada corruptos. Su Corte fue completamente diferente de la de su padre. Era más austera en todo. Sus consejeros no buscaban enriquecerse sino el beneficio del país. Su principal consejero fue William Cecil que fue su “Primer Ministro” durante muchos años. Tras morir le sucedió Robert Cecil, que se convirtió en el líder del gobierno. Ambos eran extremadamente trabajadores y austeros en los gastos. Esto permitió que Inglaterra creciera enormemente y se beneficiaran todas las capas de la población. Se inició también el proceso de conquista de Estados Unidos, convirtiéndose lo que hoy es Estados Unidos en una colonia inglesa. Al final de su reinado, Inglaterra había superado a España y era la primera potencia del mundo.

Lo más destacable de su vida y su reinado fue la estabilidad. 44 años sin grandes conflictos y al no haber matrimonios tampoco hubo divorcios ni cambios que afectaran a la corona. Mientras su padre perdió mucho tiempo y energías con sus bodas y divorcios ella se dedicó solamente al buen gobierno.

Su reinado supuso también la completa consolidación del protestantismo en Inglaterra. Pero mientras Mary se había dedicado a ejecutar a protestantes, Elizabeth no efectuó prácticamente ninguna ejecución de católicos. Trató de no imponer la religión pero si de convencer a sus súbditos de que esto era lo mejor para Inglaterra. El protestantismo trajo también austeridad y mayor seriedad en el trabajo. Ese mismo protestantismo fue el que se expandió por Estados Unidos.
Para luchar contra los españoles, Elizabeth buscó todo tipo de alianzas. Entre sus aliados estuvieron los piratas ingleses y el famoso Francis Drake.

Elizabeth murió con la misma tranquilidad que había vivido. Su vida ha sido objeto de numerosas películas y series de televisión, pero como no hubo grandes acontecimientos es mucho más aburrida que la de su padre o la de su prima, reina de Escocia María Estuardo.

En la imagen una maravillosa ópera de Rossini sobre Elizabeth que comparte obertura con "El Barbero de Sevilla".

archivado en:

Si lo desea, elija otra fecha: