Guerra de Sucesión española. Hoy 7 de septiembre de 1701 se firma el Tratado de La Haya que da nacimiento a la Gran Alianza Europea contra Felipe V de Borbón. Empieza la guerra de sucesión española.

Detalles del evento

Cuándo

07/09/2015
de 09:50 a 09:50

Agregar evento al calendario

En 1.700, Carlos II murió sin dejar sucesor. Se presentaron dos candidatos para sucederle: Felipe de Anjou, nieto del rey francés; y Carlos de Austria, nieto del emperador alemán. Los países europeos apoyaron a uno u otro candidato según sus intereses. Por su parte, en España, Castilla apoyó al candidato francés, mientras que la Corona de Aragón apoyó al candidato alemán. Se originó entonces la guerra de Sucesión, que fue una guerra internacional y civil.

La apertura del Imperio español al comercio francés confirmó el temor de las dos potencias marítimas de la época, Inglaterra y las Provincias Unidas, de que Francia pretendía adueñarse del comercio español con América, por lo que el 20 de enero de 1701 firmaron una alianza para realizar operaciones conjuntas contra Francia y dieron su apoyo a las aspiraciones del segundo hijo del Emperador Leopoldo I al trono español.

Cuando se conocieron las concesiones hechas por Felipe V a la "Compagnie de Guinée" en la trata de esclavos –que coincidió con el reconocimiento por Luis XIV de Jacobo III Estuardo en sus aspiraciones al trono de Londres–, Inglaterra y las Provincias Unidas, promovieron la formación de una gran coalición antiborbónica.

Así el 7 de septiembre de 1701 se firmó el Tratado de La Haya que dio nacimiento a la Gran Alianza, formada por el Sacro Imperio, Inglaterra, las Provincias Unidas de los Países Bajos, Prusia y la mayoría de los estados alemanes, que declaró la guerra a Luis XIV y a Felipe V en mayo de 1702. El reino de Portugal y el Ducado de Saboya se unirían a la Gran Alianza en mayo de 1703.

La guerra se inició al principio en las fronteras de Francia con los Estados de la Gran Alianza, y posteriormente en la propia España, donde se convirtió en una guerra europea en el interior del país, desembocando en una auténtica guerra civil, básicamente entre la Corona de Aragón, partidaria mayoritariamente del Archiduque, el cual había ofrecido garantías de mantener el sistema "federal" de la Monarquía Hispánica, y la Corona de Castilla, que había aceptado a Felipe V, cuya mentalidad era la del estado centralista de monarquía absoluta comparable al modelo de la Francia de la época.

Terminada la guerra, los Estados de la Corona de Aragón desaparecieron al ser suprimidas sus leyes e instituciones propias sustituidas por las "leyes de Castilla, tan loables y plausibles en todo el universo" –como se decía en el Decreto de Nueva Planta de 1707 que puso fin a los reinos independientes de Aragón y de Valencia–, y sólo las "provincias" vascongadas y el Reino de Navarra mantuvieron sus leyes e instituciones propias al haberse mantenido fieles a la causa borbónica

La guerra terminó en 1.713, con la firma del Tratado de Utrecht. Se reconocía el triunfo de Felipe de Anjou, que accedió al trono como Felipe V, pero el imperio hispánico debía ceder parte de sus territorios en Europa a Austria e Inglaterra. Así comenzó a reinar en España una nueva dinastía: la de los Borbones.

Los Borbones comenzaron a reinar en España a principios del siglo XVIII y establecieron una nueva forma de gobierno, la monarquía absoluta, en la que el rey tenía todos los poderes del Estado.

Felipe V trató de unificar todos los territorios de España. Aprovechó la derrota de la Corona de Aragón en la guerra de Sucesión para suprimir sus leyes e instituciones. Promulgó los Decretos de Nueva Planta, que acabaron con las Cortes de Cataluña, Aragón, Valencia y Mallorca y con sus fueros o leyes propias. Pero no anuló los fueros e instituciones de Navarra y el País vasco, pues lo habían apoyado en la guerra de Sucesión.

archivado en:

Si lo desea, elija otra fecha: