Strauss. Hoy 8 de Septiembre de 1949 muere el alemán, Richard Strauss, el mejor compositor de ópera de todos los tiempos.

Salome pide la cabeza de Juan el Bautista tras seducir a Herodes. Salome es la ópera más popular y representada del más genial compositor de ópera de todos los tiempos, el alemán Richard Strauss (1864-1949). Esta basada en la obra del mismo título de Oscar Wilde.

Detalles del evento

Cuándo

08/09/2015
de 02:00 a 23:59

Agregar evento al calendario

Fue estrenada en la ópera de Dresde el 9 de Diciembre de 1905. Inmediatamente después se estreno en la cercana ópera de Berlin.
Salome es una ópera de alto contenido erótico. No llega a los extremos de “Lady Macbeth de Mtsensk” o “Tristán und Isolde” de Wagner donde hay orgasmos en escena pero la carga sexual está presente en la ópera de principio a fin.

La ópera empieza directamente con la frase de Narraboth “Wie schön ist die Prinzesin Salome heute nacht” (Que bella está la princesa Salome esta noche). Salome es la princesa de Israel. Es bella, joven, rica y poderosa. Tiene 16 años, cuerpo de mujer y cara de niña. Todos los hombres desean locamente a Salome. Ella lo sabe y se deja desear. Su propio padrastro Herodes, casado con su madre Herodias, no deja de mirarla con deseo. Salome los ignora y desprecia a todos.

De repente Salome escucha una voz masculina profunda y segura. Es la voz de Juan el Bautista a quien Herodes tiene prisionero en su palacio. Salome exige que liberen al prisionero. Sabe que Narraboth esta loco por ella y consigue que dejen libre al profeta. Salome queda fascinada por la masculinidad y seguridad en si mismo de Juan el Bautista. Pero lo que más excita su deseo es la frialdad de Juan el Bautista hacia ella. Salome intenta besarle pero el la rechaza. A ella jamás le ha rechazado ningún hombre. Salome grita a Juan con pasión “Estoy enamorada de tu cuerpo”. Narraboth no puede soportarlo y en un ataque de celos se suicida clavándose la espada.

A Salome el suicidio de Narraboth la deja indiferente. Sigue diciendo a Juan el Bautista “Dejame besar tu boca”. Llega Herodes que busca a Salome. Ve a Narraboth muerto y dice “Recuerdo como miraba tiernamente a Salome”. Herodes sabe que Narraboth se ha suicidado por no poder poseer a Salome.

Herodes también desea locamente a la hija de su esposa. Le pide a Salome que baile para el y que a cambio le dará lo que ella pida. Salome baila con una música genial de Strauss cargada de erotismo, ternura y pasión. Es la famosa danza de los siete velos en la que Salome se va quitando siete capas de ropa bailando de forma muy sensual hasta quedarse totalmente desnuda. Herodes esta enloquecido de deseo.

Salome ha cumplido con creces su parte y ahora pide lo que quiere “Quiero la cabeza de Juan el Bautista”. Herodes se niega y le ofrece joyas preciosas, la mitad de su reino e incluso el velo del templo judio. Salome persiste obstinada y Herodes cede. Le traen a Salome la cabeza de Juan el Bautista. Salome besa la boca del profeta. Ha logrado su deseo. Herodes horrorizado ordena que la maten mientras la fuerza impresionante de la orquestación strausiana nos lleva a un climax de los más electrizantes de la historia de la música.

Más información sobre Strauss en otros post de hoy.

archivado en:

Si lo desea, elija otra fecha: